ONU Mujeres y el Pacto Mundial trabajan en conjunto por la Igualdad de Género en el Sector Privado

11 febrero

Menos del 30% de los investigadores de todo el mundo son mujeres. La principal causa es la falta de incentivos para muchas mujeres y niñas que quieren estudiar carreras científicas.

El papel de la educación en las ciencias está cambiando y no puede subestimarse. Se calcula que el 90 por ciento de los futuros trabajos requerirán una formación en tecnologías de la información y la comunicación, y que las categorías laborales que tienen una creciente oportunidad profesional son las relacionadas con la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas. Según recientes estudios, esas categorías crearán 58 millones de puestos de trabajo.

Sin embargo, las mujeres y las niñas continúan con poca representación en las ciencias. Los datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) muestran que menos de un tercio de las estudiantes eligen carreras vinculadas a ciencias, tecnología, ingeniería o matemáticas, y que solo un 3% escoge carreras relacionadas con la tecnología de la información y las telecomunicaciones.

Hay que romper el techo de cristal

Aunque las mujeres todavía se enfrentan a numerosos obstáculos que nos les permiten alcanzar su pleno potencial en las ciencias y para muchas mujeres, las barreras son sociológicas y psicológicas.

ONU Mujeres y el Pacto Mundial de las Naciones Unidas trabajan conjuntamente para mejorar esta situación. Ambas organizaciones han pedido al sector privado que se comprometa con la igualdad de género mediante la firma de los Principios para el Empoderamiento de la Mujer, argumentando que la diversidad de género ayuda a las empresas a obtener mejores resultados.

En una declaración conjunta de ONU Mujeres y la UNESCO, los dos organismos de las Naciones Unidas expusieron las formas en las que están abordando la falta de representación de las mujeres en la ciencia, mediante iniciativas como el Programa L’Oréal-UNESCO para la Mujer y la Ciencia, la Organización de Mujeres Científicas del Mundo en Desarrollo y el proyecto de ciencias, tecnología, ingeniería, matemáticas y fomento de la igualdad de género.

La mejora de las políticas de contratación, retención y ascenso, así como el aprendizaje continuo y la mejora de las cualificaciones de las mujeres, pueden contribuir en gran medida a reducir esta desigualdad.

Lee la nota completa en ONU Noticias