Business Ambition for 1.5 °C:

el liderazgo climático empresarial

Este es un llamado a las empresas a intensificar y hacer su parte en limitar el aumento de la temperatura global a 1.5 ° C como respuesta a la crisis climática global, y en el período previo a la próxima Cumbre de Acción Climática de la ONU.

El llamado a la acción fue anunciado por más de 25 líderes empresariales, de la sociedad civil y de la ONU en junio de 2019, e invita a las empresas a comprometerse a establecer objetivos verificables basados ​​en la ciencia a 1.5 ° C y lograr una economía de emisiones netas cero para 2050.

 

Impacto esperado

Desde el lanzamiento de la campaña Business Ambition 1.5 ° C – Nuestro único futuro, el número de empresas que se comprometen a alinear sus objetivos de reducción de emisiones con base científica con una trayectoria de 1.5 ° C está aumentando rápidamente, con más de 75 directores ejecutivos comprometidos a la promesa de 1.5 ° C a partir de 2019.

Las compañías representan a 26 países con 2.10 millones de empleados, así como una amplia gama de 22 sectores, como telecomunicaciones (16%), químicos (9%), construcción y materiales (9%) , productos farmacéuticos y biotecnología (7%), servicios financieros (7%) y equipos electrónicos y eléctricos (7%).

La campaña continua ejecutándose después de la Cumbre de Acción Climática de las Naciones Unidas 2019 para que más empresas se registren y generen impulso sobre la acción climática corporativa, enviando una importante señal de mercado para crear puntos de inflexión para que las industrias se alineen con un futuro neto cero para limitar el calentamiento global a 1,5 ° C

 

La construcción de una economía de carbono neta y próspera para 2050 requerirá un cambio transformador en toda la economía. Un creciente cuerpo de análisis y evidencia deja en claro que tal transición se puede lograr, pero solo con un liderazgo empresarial decisivo respaldado por políticas gubernamentales ambiciosas.

Las empresas que se unen a la campaña están jugando un papel clave en esta transición mediante la descarbonización de sus propias operaciones y la articulación de los objetivos y políticas que necesitan o quieren ver de los gobiernos para ayudar a acelerar esta transición.

Los gobiernos pueden aprovechar esta oportunidad para dejar en claro sus vías y planes de desarrollo económico para permitir que las empresas inviertan decisivamente en un futuro neto cero. A través de este ciclo de ambición positiva, los socios públicos y privados pueden impulsar una acción climática más significativa y ambiciosa.

Únete a la campaña por nuestro único futuro